Su principal uso es la producción de palomitas de maíz, crispetas o cotufas, éstas pueden consumirse saladas o caramelizadas, solas o combinadas con ingredientes como: chocolate o malvaviscos, contienen fibra, compuestos fenólicos, antioxidantes, vitaminas del complejo B, manganeso y magnesio; contribuyen al funcionamiento del sistema digestivo debido a la fibra, mantiene el colesterol al igual que el azúcar en niveles bajos, además poseen propiedades rejuvenecedoras por sus antioxidantes.