El trigo al natural, sin refinamiento, posee proteínas de origen vegetal, ácido fólico, tiamina, vitaminas del complejo B y E, fósforo, zinc, selenio, potasio, hierro, y bajo contenido de sodio, además es rico en sales minerales. Generalmente forma parte de panes y pasteles integrales, también se utiliza en ensaladas, mueslis, como acompañantes de carnes y aves. Con sus propiedades ayuda a controlar el colesterol, antioxidante, favorece la función intestinal y contribuye con la formación muscular.