La papaya deshidratada es: laxante natural suave, agiliza cicatrización, facilita el bronceado, elimina parásitos intestinales, refuerzo inmune, facilita digestión, calma dolor estomacal, analgésico gastrointestinal, alcalinizante natural y ámpliamente utilizada en repostería y coctelería.