Fresa Deshidratada

El uso más habitual de la fresa deshidratada en la cocina es topping para desayunos y repostería, aunque es ampliamente utilizada en infinidad de preparaciones de platillos salados y dulces así como en la coctelería y la industria de bebidas. La fresa deshidratada ofrece un alto contenido en vitaminas C (funciona como antioxidante en la prevención del envejecimiento celular) y E. La fresa deshidratada está considerada como la fruta que más vitamina C contiene, superando a las naranjas, los limones y las guayabas. Alto contenido en potasio, hierro y magnesio.