Las semillas de ajonjolí o sésamo, poseen gran cantidad proteínas, metionina, grasas insaturadas, lecitina, calcio, zinc, hierro, son ricas en fibra y contienen vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B9, E y K. Asociadas al fortalecimiento del sistema nervioso, reducción del colesterol, contribuyen al tránsito intestinal, retrasan el envejecimiento (efecto antioxidante), y reconstituyen el sistema muscular, así como el nervioso. Son utilizadas en la cocina en panes y dulces, muy populares en la cocina mediterránea y  asiática, presentes también como acompañamiento en ensaladas, empanizados de carnes y aves.